Seta de ostra

Seta de ostra

Debemos de dedicar uno de nuestros primeros artículos a la variedad de seta de nuestros Kit. Estamos estudiando más variedades para que puedas disfrutarlas. Seta de ostra.

BIOLOGÍA Y ECOLOGÍA

En estado silvestre crece sobre troncos vivos, o incluso muertos, de diferentes especies de árboles como chopos o nogales.
Se suele cultivar sobre balas de paja. Se hace inoculando el micelio del hongo sobre grano de cereales, previamente desinfectados. Después, para eliminar la presencia de cualquier otro hongo, hierven las balas de paja e insertan los granos de cereal con el micelio de la Seta de ostra. Manteniendo unas condiciones de humedad y temperatura adecuadas, se consiguen abundantes cosechas.

HISTORIA Y CULTURA

Es una de las setas más populares, utilizada en las cocinas profesionales y domésticas de casi todo el mundo, en especial en las anglosajones, donde son grandes consumidoras.
Es compatible con cualquier producto alimenticio. Su mejor momento para el consumo es en estado joven y la parte descartable son sus cortos pies, tan fibrosos que son incomestibles. Aún así, son utilizados para el enriquecimiento de caldos de setas o caldos vegetales.

PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS SENSORIALES

La textura: la carne del sombrero es tierna en los ejemplares jóvenes y compacta en los adultos. Una vez cocinada, presenta una textura ligeramente fibrosa y correosa, con una cierta resistencia al morderla.
El sabor: de gusto muy agradable.
El olor: recién recolectadas, presentan un ligero olor que recuerda a harina mojada, sin embargo, una vez cocidas, pierden esa fragancia.
El color: la carne del sombrero es blanquecina en su interior, ligeramente amarilla cuando son ejemplares adultos. La superficie va de un gris claro a un gris plomo. Una vez cocida pierde intensidad.

LIMPIEZA Y CONSERVACIÓN

Es una seta fácil de limpiar que únicamente, presenta algún resto de micelio en el pie. Como norma general es recomendable eliminar el pie.
Otro aspecto positivo, es su buena conservación al natural, ya que puede guardarse más de diez días en el frigorífico. La congelación, como ocurre en muchas setas, no es un método ideal, aunque previamente cocidas mejoran, en especial su textura.

LAS TÉCNICAS CULINARIAS MÁS APROPIADAS

Crudo para ensaladas: El consumo en crudo no es apropiado, debido a su textura. Si la cortamos finamente a lo largo y la salteamos, se puede presentar a modo de ensalada tibia.
Asado la parrilla o a la plancha: Es una buena técnica para esta seta, tanto a la plancha como a la parrilla.
Asado al horno: Surgen resultados interesantes siempre que la acompañemos de materia grasa y condimentada; mucho mejor si, además, añadimos un cucharón de caldo vegetal u otro elemento acuoso.
Salteado: Es una excelente técnica, en especial para los ejemplares jóvenes y siempre sin el pie. Es preferible utilizar un buen aceite de oliva virgen antes que la mejor mantequilla.
En medios acuosos: Tradicionalmente, se ha utilizado este método para el consumo de esta seta, casi siempre como ingrediente complementario. Su guiso en carnes, en general es el más indicado.
Espero que os haya resultado interesante.